Cascadas de Marinka

Las Cascadas de Marinka son un balneario con dos piscinas naturales, que quedan a 3,3 km del pueblo. Puedes llegar aquí haciendo senderismo, el recorrido es de 90 minutos aproximados.

Para entrar debes pagar un monto muy mínimo, pero que valdrá la pena una vez te sumerjas en sus dulces aguas; te reposes en las hamacas que se encuentran suspendidas entre los árboles y te pierdas en la tranquilidad de la naturaleza.

Pozo Azul

Otro sendero ecológico infaltable es el que te lleva a Pozo Azul, un valle arbolado con múltiples cascadas atravesadas por el río Minca. Queda a 4,8 km del pueblo y puedes llegar caminando, en un recorrido de 55 minutos aproximadamente, o en auto a través de una ruta privada que te dejará a solo 5 minutos de tu destino.

El Pozo fue llamado así por la refracción del espectro solar, dicho fenómeno genera rayos de luz de distintas tonalidades de azul que atraviesan las ramas de los árboles y se ven reflejados en las cascadas.

Antes de sumergirte en Pozo Azul, debes saber que sus aguas son muy frías, ideales para recibir masajes de hidroterapia.

Avistamiento de Aves

En Minca, también podrás apreciar los pequeños tesoros de la naturaleza, como el avistamiento de aves. Al estar en medio del bosque, este se convierte en un excelente lugar para observar alrededor de 300 especies de aves, como: tucanes, guacamayos, colibríes, gorriones, oropéndolas y muchos otras.

Podrás disfrutar de esta actividad por medio de un tour, en la que además del avistamiento, degustarás la comida local de la zona, mientras contemplas a la Sierra Nevada en todo su esplendor.

DOT Hotels